Cristales

febrero 16, 2009

Sí, las personas son frágiles. Somos pedacitos de cristal, centelleantes, como tus ojos al mirarme. Pedacitos de cristal que doblan la luz en mil colores, soltando su energía y haciendo al aire respirar. Estamos ordenados de tal manera que flotamos todos juntos, sosteniendo el uno al otro. Somos uno de esos arreglos que cuelgan las señoras en sus terrazas, que al pasar, el aire hace bailar a los fragmentos y al tocarse emiten un sonido, como imitando al viento.
Sí, somos frágiles porque el día de mañana llega una ventisca que nos empuja contra el otro y la luz se apaga y el sonido se rompe.

Sí, soy frágil porque muy lejos de ti no se escucha mi voz, pero muy cerca de ti la pierdo.

Anuncios

Una respuesta to “Cristales”

  1. bigsplash said

    “Sí, somos frágiles porque el día de mañana llega una ventisca que nos empuja contra el otro y la luz se apaga y el sonido se rompe”. Has escrito, pero hay algo que nunca se apagará y tampoco dejará de sonar: EL AMOR…

    “Si yo hablo en lenguas de hombres y de Ángeles, pero no tengo Amor no soy mas que un tambor que resuena o un platillo que hace ruido. Si comunico mensajes recibidos de Dios, y conozco todas las cosas secretas, y tengo toda clase de conocimientos, y tengo toda la fe necesaria para quitar los cerros de su lugar, pero no tengo Amor, no soy nada.

    Si reparto todo lo que tengo, y si entrego hasta mi propio cuerpo para ser quemado, pero no tengo Amor de nada me sirve. El que tiene Amor, tiene paciencia, es bondadoso y no envidioso; no es presumido ni orgulloso. No es grosero ni egoísta, no se enoja ni es rencoroso. No se alegra del pecado del otro, sino de la verdad. Todo lo soporta con confianza, esperanza y paciencia.

    El Amor nunca muere. Vendrá el tiempo en que ya no se tendrá que comunicar mensajes recibidos ni se necesitara el conocimiento. Pues conocemos solamente en parte, y en parte comunicamos el mensaje divino; pero cuando conozcamos en forma completa, lo que es en parte desaparecerá.

    Cuando yo era niño, hablaba, pensaba y razonaba como niño, pero cuando ya fui un hombre deje atrás las cosas de niños. De la misma manera, ahora vemos las cosas en una forma confusa, como reflejos borrosos en un espejo; pero entonces las veremos con toda claridad.

    Ahora solamente conozco en parte, pero entonces voy a conocer completamente, como Dios me conoce a mi. Asi pues, la Fe, la Esperanza y el Amor duran para siempre; pero el mayor de estos tres es el Amor.”

    (San Pablo, Primera carta a los Corintios, capitulo 13)

    ___________________
    Gracias por compartir “Cristales” y felicitaciones por el blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: